Paraguay debe promulgar una ley nacional contra la discriminación, insiste la ONU

07 Ago

El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas evaluó la situación de los derechos humanos en nuestro país y emitió recomendaciones.

El pasado 22 de julio el organismo terminó de evaluar al Estado paraguayo durante su cuarto informe periódico, y acercó observaciones. El punto 14 de su documento final habla de la realidad en torno a la discriminación y las medidas que debería adoptar nuestro país:

 “El Comité continúa preocupado por la ausencia de un marco jurídico exhaustivo contra la discriminación, así como por la persistencia de la discriminación contra las mujeres, personas afroparaguayas, indígenas, personas con discapacidad, trabajadoras y trabajadores sexuales, personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) y las personas infectadas por el VIH, especialmente en las áreas de educación, salud y empleo”, señaló.

“Preocupan -continuó- además los informes relativos a restricciones en el derecho de asociación de las personas LGBTI; a la financiación de organizaciones homófonas con fondos públicos; a crímenes de odio y violencia contra personas LGBTI, y en particular, las personas transgénero, así como el elevado índice de impunidad de estos crímenes”.

Como respuesta a esta realidad, recomendó a Paraguay adoptar una ley “que prohíba la discriminación en todos los ámbitos, incluyendo la discriminación múltiple, directa e indirecta, tanto en el sector público como en el privado…”

Y especialmente proteger contra la discriminación, “tanto en la ley como en la práctica, a mujeres, personas afroparaguayas, pueblos indígenas, personas con discapacidad, trabajadoras y trabajadores sexuales, personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) y personas infectadas por el VIH, incluyendo a través del aumento de los programas de formación para agentes del orden y de seguridad y de más campañas de sensibilización que promuevan la tolerancia y el respeto de la diversidad”.

 La última recomendación habla de implementar políticas concretas para reforzar esa protección de personas LGBTI y trabajadoras y trabajadores sexuales “y asegurar que los casos de discriminación y violencia cometidos por particulares o agentes del Estado contra estas personas sean sistemáticamente investigados, que los responsables sean sancionados con penas adecuadas, y que las víctimas obtengan una reparación integral”.

 

Discriminación y VIH

La discriminación se da de distintas formas hacia personas con VIH por, por ejemplo, en el ámbito de la salud, de la educación o el trabajo, donde se ven condicionadas. Pero esta discriminación también afecta a otras personas al no poder acceder a información clave para la prevención del VIH, explicó José Escobar, del Área de orientación en derechos humanos y VIH de la Fundación Vencer. Y dentro de esta realidad, hoy en día no existe un marco legal a donde acudir.

 

“Por ejemplo, una persona trans al acudir al servicio de salud… influye mucho su identidad de género para acceder a un buen servicio, a un buen tratamiento….”, dijo.

Explicó que, si bien la ley 3940/09 protege los derechos de personas con VIH y aborda su discriminación, esta legislación tiene serias limitaciones porque solamente contempla sanciones cuando la discriminación la comete un actor estatal, y no cuando lo hace alguien del sector privado.

Debido a esta limitación, en muchos casos, personas con VIH discriminadas se ven obligadas a recurrir a mecanismos judiciales del fuero civil, donde finalmente desisten porque implica otros tiempos y costos.

Dijo que existe una discriminación estructural, pues la mayoría de las políticas estatales existentes se orientan a cierto perfil de la población, por ejemplo heterosexual, y lo que en realidad hace falta son políticas y medidas específicas para distintos sectores de la población, para atender sus necesidades específicas: “por ejemplo, la necesidad de que se trabaje una educación de la sexualidad para personas con discapacidad”

La Fundación Vencer, explicó, forma parte de la Red contra toda forma de discriminación, que promueve la promulgación de la “Ley contra toda forma de discriminación Julio Fretes”, que tiene un énfasis en el aspecto sensibilizador y preventivo contra la discriminación.

Dijo que esta propuesta de ley fue rechazada por tres votos en 2014 y actualmente está a la espera de volver a ser estudiada.