Comunicado Día Mundial del SIDA 2017

04 Dic

Reconocemos que existen avances, pero también observamos con preocupación los altos índices de discriminación y estigma que aún persisten de parte del personal de salud que, dificultan el acceso a los servicios y la adherencia a los tratamientos.

En un contexto de retroceso de las conquistas históricas de los Derechos Humanos impulsado como consecuencia de las políticas neoliberales, principalmente en aquellas poblaciones empobrecidas y discriminadas históricamente, las personas viviendo con VIH, familiares, amigos y compañeros de lucha manifestamos:

Exigimos respeto y oportunidades para vivir con dignidad. Seguimos siendo objeto de discriminación y estigma, y mientras algunas autoridades públicas, dicen que les duele esta situación,  para nosotros sujetos de derecho, les decimos que ese dolor y su inacción como Estado, se traduce en enfermedad, sufrimiento y a veces hasta la muerte. No queremos caridad ni compasión, exigimos DERECHOS!!

Reconocemos que existen algunos avances, pero también observamos con preocupación los altos índices de discriminación y estigma que aún persisten de parte del personal de salud que, dificultan el acceso a los servicios y la adherencia a los tratamientos, con la consecuente proliferación de enfermedades oportunistas y afectando a la calidad de vida de las PVV.

El VIH sigue avanzando, y lo seguirá haciendo, si desde el Estado se siguen tomando decisiones sin tener en cuenta la realidad nacional. La deuda es grande, nuestra población requiere de educación en salud sexual y reproductiva para  responder adecuadamente a la epidemia.  No podremos cambiar el índice de nuevas infecciones, embarazos no deseados, ni las infecciones de transmisión sexual desde los púlpitos.  Sólo con enfoque de derechos podremos revertir estas situaciones en la población.

Un año más, viendo el escaso presupuesto dirigido a salud exigimos, que en virtud de la ley de gratuidad de los servicios, que habla de la progresividad presupuestaria,  se dirijan los recursos presupuestarios necesarios para garantizar el acceso universal a la salud eliminando las barreras de acceso y arbitrando las medidas para garantizar además del tratamiento antirretroviral, la salud integral de las personas viviendo con VIH/sida que sólo puede alcanzarse desde una concepción de salud pública, universal y gratuita.

Observamos con preocupación el retroceso en la descentralización del Sistema Nacional de Salud, y exhortamos al fortalecimiento de la Red de servicios particularmente de los centros de salud de las regiones sanitarias, del PRONASIDA y de toda la red de Atención primaria para que realmente puedan responder a las necesidades de la población.

Las personas viviendo con VIH, particularmente las mujeres y las personas LGTBI están sufriendo mayores índices de violencia y discriminación que anteriormente, por su orientación sexual e identidad de género, mientras este gobierno decide tomar medidas arcaicas que eliminan la perspectiva de género y que suponen un retroceso  para nuestras conquistas ciudadanas. Por ello, si este Estado se dice garante de la vida de las personas, debe aprobar urgentemente una ley contra toda forma de discriminación que sancione esta terrible práctica que vulnera nuestros derechos, así como tiene que promover políticas educativas basadas en la tolerancia, el respeto, la integración y la igualdad.

Nosotros y nosotras, PVV, trabajamos organizados, en los barrios, en escuelas, en usf, en las plazas,  en la cárcel, compartiendo información, capacitando a niñas, niños, jóvenes, madres y padres, docentes y directivos, a promotores, enfermeras y médicos, a jóvenes y adultos privados de libertad, brindando un trato digno, somos amigas y amigos, compañeras y compañeros en este viaje, construimos proyectos de vida personales, colectivos y comunitarios, apoyamos la vida desde la ternura, pero por sobre todo desde la lucha por la dignificación de las personas y la exigencia a un Estado que debe garantizar nuestros derechos.  

Exhortamos al Estado paraguayo a que genere las condiciones estructurales para hacer sostenible la respuesta nacional al VIH/sida con políticas de salud bajo un enfoque de derechos, y llamamos  a toda la sociedad civil a seguir sumando esfuerzos en esta lucha.

Hoy venimos a decirles que ante su inacción contra la discriminación que nos violenta, su negligencia y su maltrato, nosotros Personas viviendo con VIH ponemos el cuerpo al servicio de la lucha por la igualdad, la solidaridad y la justicia social, y que trabajamos para transformar este camino que hasta ahora está abonado de discriminación y estigma, y lo hacemos desde los múltiples espacios de encuentro, de trabajo conjunto, desde Vencer y el grupo de ayuda mutua, acompañando a las personas desde el conocimiento de su condición serológica, respetando  la confidencialidad,  siendo cómplices de la vida y de su lucha,  nuestra lucha, la lucha por los derechos de todos y todas. 

Hoy le decimos a la ciudadanía que seguiremos luchando hasta conseguir un país más justo y solidario, por todos y todas.