Campaña: Día Internacional de la Cero Discriminación

01 Mar

#CeroDiscriminación La ONU remarca la necesidad de abogar por la igualdad de dignidad y valor de todas las personas, tal como se establece en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y hace un llamamiento a la acción para cambiar las leyes y prácticas discriminatorias, que constituyen un obstáculo considerable para el acceso a los servicios de salud y a otros servicios

En el marco de la campaña 2019 por la #CeroDiscriminación la ONU remarca la necesidad de abogar por la igualdad de dignidad y valor de todas las personas, tal como se establece en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y hace un llamamiento a la acción para cambiar las leyes y prácticas discriminatorias, que constituyen un obstáculo considerable para el acceso a los servicios de salud y a otros servicios.

El Día para la Cero Discriminación fue proclamado por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2013 y se celebra cada 1 de marzo.  
La finalidad de conmemorar esta fecha es poner la atención sobre los efectos nocivos del estigma y la discriminación dirigidos a las poblaciones más afectadas por el VIH y proporcionar una plataforma para elevar la visibilidad de los esfuerzos que se realizan para proteger los Derechos Humanos, con el fin de detener las nuevas infecciones y garantizar el acceso universal a tratamiento, atención y apoyo. El distintivo que se utiliza en la fecha, es la mariposa, como símbolo de transformación para llegar a la discriminación cero.

El derecho a la no discriminación implica que todas las personas merecen un trato digno, al igual que el respeto a su humanidad, autonomía, confidencialidad, privacidad, igualdad, etc.

Situación de Estigma y Discriminación con respecto al VIH en Paraguay

El 73% de las personas que viven con VIH en Paraguay sufrieron discriminación o estigmatización a causa de su estado serológico en el último año, según arrojo el Índice de Estigma y Discriminación en personas que viven con VIH que fuera elaborado por la Fundación Vencer y el Fondo de Poblaciones de Naciones Unidas (UNFPA).
El informe visibiliza los desafíos y las condiciones de vida de una persona que vive con VIH: además de los diagnósticos, el estigma va en aumento. Persisten importantes brechas en el acceso a la educación, trabajo e ingresos entre hombres y mujeres con VIH - 3 de cada 4 personas sufren de discriminación por VIH. Acceso a la vivienda, trabajo y mantener la calidad de vida son las principales dificultades. La inclusión social no ha avanzado a la par de los logros en el acceso al diagnóstico y tratamiento.

Las mujeres son las mayores afectadas en cuanto a discriminación y estigma, según indica el estudio.
En ese sentido, ellas están más expuestas a situaciones de violencia, además de la violencia sufrida por razones de estado serológico, la orientación sexual y la identidad de género.