Estigma y discriminación: Presentarán informe sobre situación de personas con VIH en Paraguay

28 Nov

• Persisten importantes brechas en el acceso a la educación, trabajo e ingresos entre hombres y mujeres con VIH • 3 de cada 4 personas sufren de discriminación por VIH • Acceso a la vivienda, trabajo y mantener la calidad de vida son principales dificultades • El estigma y la discriminación por VIH sigue siendo una deuda de Salud Pública.

Nuevos diagnósticos de VIH afirman que en comparación al 2015, la tasa de notificación de los casos de VIH ha aumentado en los últimos cinco años tanto en hombres como en mujeres, y con ello los índices de discriminación y estigma. Este jueves 30 de noviembre, la Fundación Vencer, con apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), presentará el Índice de estigma en personas que viven con VIH, según el informe final de Index  2016. El lanzamiento se realizará en el Centro Cultural de España Juan de Salazar (Herrera 834) a las 9:00 horas.

El estudio fue realizado en base a consultas hechas a más de 400 personas con VIH, con 18 o más años, y al menos un año posterior al diagnóstico de VIH, en las zonas de Asunción, Central Alto Paraná, Caaguazú, Itapúa y Amambay.

El mismo apunta a generar evidencias sobre la situación de estigma y discriminación que viven hoy los afectados y sus familias por causa del VIH, así como a favorecer la comparación de los resultados con los obtenidos a partir de la misma metodología en otros países de la región.

 

Estigma en cifras

Con mayor predominio entre los hombres, los casos aumentaron de casi seis personas por cada 100.000 habitantes del sexo masculino entre 2010 y 2015; sin embargo las mujeres son las mayores afectadas en cuanto a discriminación y estigma, según indica el estudio.

En ese sentido, ellas están más expuestas a situaciones de violencia, además de la violencia sufrida por razones de estado serológico, la orientación sexual y la identidad de género. Los tipos de violencia más prevalentes en las mujeres que viven con VIH, incluidas las mujeres trans, han sido la violencia psicológica y verbal, seguida de la económica, la sexual y finalmente la física.

En lo que respecta al estigma externo, tres de cada cuatro personas con VIH experimentó alguna  situación de discriminación, exclusión o violencia. La “condición de VIH” explicaría en mayor medida las situaciones de exclusión social, familiar y murmuraciones; sin embargo, sin embargo los actos que implican mayor violencia, como el acoso y la agresión física fueron relacionados principalmente a la orientación sexual.

A la vez, cuatro de cada diez personas con VIH reportaron discriminación con relación al acceso a la vivienda, al trabajo y/o negación de algún servicio de salud o educación.

En cuanto al estigma interno, ocho de cada diez personas con VIH experimentaron ideas y emociones negativas y limitantes relacionadas con la condición de VIH. Sentirse culpables y avergonzadas por haber adquirido el VIH son las emociones más prevalentes.

Al mismo tiempo, tres de cada cuatro personas con VIH han dejado de realizar actividades y se han autoexcluido debido a la situación serológica. Las principales decisiones tomadas han sido: no tener hijos, el aislamiento familiar y social y no acudir a un servicio de salud cuando lo necesitaba.

Tan solo tres de cada diez personas entrevistadas pudo reconocer que algunos de sus derechos fueron vulnerados en el último año, y de este grupo, uno de cada siete personas ha iniciado algún proceso de reparación legal de daños.

El estigma y la discriminación hacia las personas que viven con VIH refleja el desconocimiento y la falta de información en aspectos esenciales de derechos humanos, derechos sexuales y reproductivos. Esta situación reduce las oportunidades en la vida de las personas estigmatizadas.

La magnitud y evolución de la epidemia del VIH, así como su concentración en determinados grupos poblacionales, implican un desafío para la salud pública, además de tener efectos en la educación y el desarrollo económico y humano.

En definitiva, según el estudio, si bien Paraguay dio pasos importantes en respuesta al VIH y a la promoción de la no discriminación gracias a su política en materia de salud y a la Ley 3940/09, todavía hay mucho por hacer.

 

Index

Es un proyecto desarrollado a nivel mundial para recolectar información sobre las experiencias de las personas que viven con VIH relacionadas con el estigma, la discriminación y sus derechos. Ha sido realizado en 65 países, más de 65.000 personas con VIH han sido entrevistadas y, a su vez, más de 1.400 personas con VIH han sido formadas como entrevistadoras. En Paraguay, es la segunda vez que se presentará dicha investigación siendo la primera en el año 2009.