En el Día Mundial de la respuesta al VIH, las campañas buscan crear conciencia

15 Nov

En Paraguay se estima que 20 mil personas viven con VIH. Desde el Ministerio de Salud y el PRONASIDA, la iniciativa de este año busca ahondar acerca de la importancia de seguir apostando al testeo para lograr reducir el número de casos que existen, y a la vez promover el cuidado en las relaciones sexuales.

Desde 1988, se han hecho importantes progresos en la respuesta al VIH y, a día de hoy, tres de cada cuatro personas que viven con el VIH conocen su estado serológico. No obstante, y tal y como muestra el último informe de ONUSIDA, aún queda mucho camino que recorrer, y dicho camino pasa por llegar a las personas que viven con el VIH y no conocen su estado y por garantizar que tengan acceso a servicios de asistencia y prevención de calidad.

Las pruebas del VIH son esenciales para ampliar el tratamiento y asegurarles a las personas que viven con el VIH la posibilidad de llevar vidas saludables y productivas. También es fundamental alcanzar los objetivos 90-90-90 y empoderar a las personas para que tengan capacidad de decisión en relación a la prevención del VIH, de modo que puedan protegerse a sí mismos y a sus seres queridos. 

Desafortunadamente, numerosos obstáculos siguen dificultando las pruebas del VIH: el estigma y la discriminación disuaden a las personas de realizarse las pruebas, el acceso a las pruebas confidenciales sigue siendo problemático y muchas personas siguen realizándoselas únicamente tras haber enfermado y padecer los síntomas. 

90-90-90: las medidas del fin de la epidemia

Múltiples actores del ámbito privado y público (comunidad médica y científica, sociedades civiles, organismos internacionales, gobiernos) han aportado desde diversos ángulos recursos, investigaciones, lucha y compromiso en pos de lograr la meta de 90-90-90 para el año 2020. Este objetivo busca que el 90% de las personas con VIH conozca su diagnóstico, que el 90% esté bajo tratamiento antirretroviral, y que el 90% de este grupo tenga carga viral suprimida. Esta estrategia, denominada "Tratamiento como Prevención", permite vislumbrar el fin de la pandemia de Sida para 2030.

Una de cada tres personas infectadas por el VIH solicita asistencia en una etapa avanzada de la enfermedad, con unos recuentos bajos de CD4 y un riesgo elevado de que la enfermedad se agrave y resulte mortal. Para reducir este riesgo, la OMS recomienda ofrecer a estos pacientes un conjunto de servicios que incluya, además del tratamiento antirretroviral (TAR), pruebas de detección y medidas de prevención de las infecciones graves más habituales que pueden resultar mortales, como la tuberculosis y la meningitis

Testeo y prevención: los ejes de las campañas locales

En Paraguay se estima que 20 mil personas viven con VIH. Desde el Ministerio de Salud y el PRONASIDA, la iniciativa de este año busca ahondar acerca de la importancia de seguir apostando al testeo para lograr reducir el número de casos que existen, y a la vez promover el cuidado en las relaciones sexuales. 

Cada año se producen cerca de 100 nuevas infecciones por VIH. La falta de información y de prevención está directamente relacionada con la propagación del VIH.

Sobre el Día Mundial del Sida

El Día Mundial del Sida nació en la reunión mundial de la cumbre de Ministros de Salud sobre programas de prevención del sida de 1988. Desde entonces, las agencias de las Naciones Unidas, los gobiernos y la sociedad civil se reúnen cada año para luchar en determinadas áreas relacionadas con el sida.