Por qué junio es el mes del orgullo LGTBI en todo el mundo

15 Jun

Cada 28 de junio se celebra el día internacional del orgullo LGTBI (de personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales), luego de que ese mismo día, pero en 1969, se registraran acontecimientos que marcaron un antes y un después en la reivindicación de derechos civiles de personas LGTBI.

En esa fecha la policía irrumpió el bar Stonewall -un lugar adonde acudían personas gays, trans y lesbianas-  en la ciudad de Nueva York, y empezó a hostilizar a las personas presentes. 

En un momento la policía intentó arrestar a algunas sin motivo aparente, lo que desató la furia generalizada, que respondió a la violencia policial arrojando monedas y luego botellas. La policía se refugió dentro, y afuera los disturbios siguieron durante tres días.

La revuelta de Stonewall fue una respuesta frente a la permanente violencia y discriminación hacia personas LGTBI en todos los ámbitos de su vida –encarnada por la policía-, con leyes que les negaban la mayoría de los derechos (derecho al trabajo, a la educación, a formar parte de distintas instituciones de la sociedad, de expresarse públicamente, etc.)

Para historiadores y analistas, de no haberse dado en Nueva York, esta explosión se hubiese dado en cualquier otro punto del mundo más temprano que tarde.

Esa reacción espontánea motivó ese año, y al siguiente, una serie de eventos y manifestaciones públicas en Estados Unidos y en Europa por los derechos de personas LGTBI, conviviendo además con otros movimientos que reivindicaban sus derechos civiles o expresaban su malestar hacia las instituciones, como los de personas afro-estadounidenses o de personas contra la Guerra de Vietnam.

Con Stonewall las personas LGTBI dejaron de pedir solamente que la policía los dejara en paz, para pasar a exigir sus derechos ciudadanos, explica Erwing Szokol, abogado, investigador, activista por los derechos humanos  y miembro de la Coalición de Organizaciones TLGBI de Paraguay.

“Stonewall marca un cambio, desde entonces el movimiento se vuelca a una lucha por el reconocimiento de derechos, como el ser ciudadano en igual categoría y condición que las otras personas”, dice.

Señala que en Paraguay se tiene registros de que en torno a 1999 se iniciaron los primeros actos y celebraciones conmemorativas de esta fecha, con actividades como comunicados o  afiches en las paredes de Asunción.

En 2003 fue la primera vez que se la recordó de forma pública más abierta, con una marcha protagonizada por alrededor de 50 personas a partir de la Plaza Italia de Asunción.

“Se habla de orgullo en contraposición a la vergüenza que nos hacía sentir esta sociedad. Porque no tenemos que sentir vergüenza de expresar nuestra sexualidad, nuestra identidad de género…por eso hablamos de orgullo LGTBI y lo celebramos en todos los países del mundo”, señala.

Actualmente en Paraguay los colectivos realizan actividades “de junio a setiembre”, pues se tiene al 28 de junio como fecha internacional y al 30 de setiembre como fecha nacional de reivindicación de derechos de personas LGTBI, explica el referente.

Es que 10 años antes que los sucesos de Stonewall, el 30 de setiembre de 1959, se publicaba una carta pública en el diario local El país, “La carta de un amoral”, donde por primera vez se defendía de forma pública los derechos de personas LGTBI en Paraguay (esto a pesar de la “censura moral” del periódico).

La carta cobra un rango de hito vindicatorio al ser la respuesta a la razzia de los órganos de seguridad del régimen dictatorial de Alfredo Stroessner (1954-1989) durante uno de los años de mayor violencia represiva.

 En junio del 59 el cruel asesinato del locutor y animador Bernardo Aranda fue la excusa para que el régimen estronista desatara una caza de personas en disidencia sexual, que terminó con la detención de 108 hombres.

Desde entonces, la palabra 108 fue uno de los adjetivos peyorativos más comunes dentro de la sociedad paraguaya, hasta que, a partir de 2003, los colectivos LGTBI empezaron a utilizarlo como parte de un proceso de re-significación.

Este mismo proceso de rescate de la memoria histórica LGTBI es el que finalmente les hizo adoptar el 30 de setiembre como el día nacional de lucha de los derechos y el día en que se realiza la marcha LGTBI a nivel nacional.

 

 

A lo largo de este mes la Fundación Vencer publicará notas relacionadas al tema.

FOTO: Imagen de la Coalición TLGBI de su 16° marcha anual en Asunción.